lunes, 16 de marzo de 2009

Media Maratón de Fuenlabrada

Mis dos amores, el Tiki y LgranL
…Esto es una caca, no ando ni p’ tras, el año pasado hice 1h50, y este año 2h03. Pésimas sensaciones, me pasaba hasta el tato, una ampolla del copón y dos uñas negras. No se que me pasa pero no mejoro…y otro Lunes más que peso más que el Domingo después de hacer una media… Un desastre..

El parque Polvoranca, hasta las trancas apenas sombras, todas las mesas ocupadas, y tuvimos que comer en un barbecho porque era el único sitio a la sombra….. Para colmo, me pierdo por la M50 y aparezco casi en La Coruña, lo que me hace dar un rodeo del copón para volver a casa por Guadarrama y Colmenar con su correspondiente atasco..

Un desastre?... seguro…?



Otra p’ la buchaca.

Desde el punto de vista atlético, mejor, quédense con la crónica anterior, pero tenemos tan poco de atléticos que mejor abrir una miaja el foco y ver el resto.

El Sábado por la mañanita me hice una excursión con la bici y el Tiki muy interesante con sus expediciones por el monte de mi pueblo. Pero con mochila y bocata, por todo lo alto. Ese fue el calentamiento para la media del Domingo. Luego por la tarde noche celebración familiar que se alargaría más de la cuenta, hizo que el despertador sonara el Domingo con pocas horas de sueño, pocas pero intensas, suficientes. Ducha rápida y a envolver los pies de compeed, tubos elásticos de silicona y demás guarredidas vaselinosas. Los que corremos poco, tenemos la suerte de tener que hacer el mismo protocolo que los que corren mucho antes de las carreras y que disfruto especialmente. Esa preparación de la ropa, las zapas, el dorsal, el pañuelito, en fin, todas las tontás que los que hacemos alguna carrera tanto nos gusta. Medio plátano y un café con tostadas hacen el desayuno perfecto para empezar un gran día.

Con los primeros rallos del sol cruzamos la ciudad, vacía, apenas tráfico, me gusta cruzar Madrid de punta a punta sin una sola parada. Sobre las nueve, estábamos aparcando en la puerta del polideportivo de Fuenlabrada. Pronto empezamos a ver a paquetes, Ibki, Manta y Ana su mujer. Me comentan que queda algún dorsal de última hora y puedo conseguirlo, así pues, listos para corretear por las calles de Fuenla durante un par de horas. Busco a mi compañero de carrera, Cesar que está con Ana, su mujer, y nos ponemos en la línea de salida de la media maratón de Fuenlabrada. Mola.

Salida y a correr, un piececito de tras del otro. Pín pan, pin pan. No hay misterio. Nos colocamos en nuestro lugar, la parte de atrás del pelotón y vamos avanzando poquito a poco, al tran tran. Ana nos deja en el km 6, ya que ella participaba en una opción de carrera más corta y que terminó a lo grande quedando la segunda de su categoría. Esta mujer pronto acompañará a Cesar por muchas carreras y con gran éxito.
Que clase, que poderío. Dos asletas

La carrera ya la conocía pues la hice el año pasado con el amigo srv . Cesar fue el compi para este, el tio esta preparando con fuerza y dedicación Mapoma, y sus entrenos y buen estado de forma se notan. Me llevó toda la carrera como un campeón, esperándome cuando veía que me quedaba y siempre animoso. Gasias amigo. Y mi menda, pues al tran tran, aun estando en peor forma que el año pasado, estuve dos horitas trotando y disfrutando del colorido de una media maratón.

Esto del correr es como tó. Depende de un montón de factores. La ilusión es de los más importantes, y me da en la nariz que en mi caso se han juntado varios en contra que hacen que me encuentre peor que el año pasado. No es que me guste, pero hay que asimilarlo, ya vendrán tiempos mejores en lo atlético… o no.

Después de una carrera tranquila, y sin grandes sufrimientos, nos quedaron fuerzas para entrar en la pista apretando una miaja, como nos gusta a los esprinters, jijiji y dos horas y tres minutos después del pistoletazo de salida entrábamos en meta . Otra p’al zurrón.

La organización y voluntarios de lujo, con una bolsa del corredor con una camiseta que parece curiosa y alguno regalillo más, duchas y servicio de fisio en el poli, todo por diez euros, me sigue pareciendo barato.

También hubo carreras para niños, en todas sus categorias el Tiki, quedo quinto en la suya a punto de pillar trofeo. Disfruto mucho, no solo en la carrera si no durante las dos horas que su papi correteaba jugando en el campo interior de la pista.

Para continuar la jornada nos fuimos al parque Polvoranca, junto con los Efejotas (Paco y Ana), los Angeles (Angie y Angel) y los Jordan, (Pedro y Marta). Y una panda de pequeños que esos si que lo pasaron bien. Corrieron, saltaron, jugaron al futbol, montaron en bici. (algunos por primera vez) y no pararon de reír y llorar, disfrutaron de lo lindo. Los mayores encontramos un sitio bajo unos pinos para protegernos del sol primaveral que azotaba bien, y sobre una manta dimos buena cuenta de ricos filetes empanados, variadas tortillas y ricos postres. Todo ello regado con unas alhambras que le quedaron de lujo a Jordan y el Rioja de efejota. A los postres apareció el maestro (Velayos) la criatura se había cascado 50 km en Vallecas, como si ná. Con él la tertulia, el cafetito, el chocolate y una copita. Que lujo amigos.

El mantel de Marta jijijiji

El sitio no era el mejor, debido a la crisis el parque estaba con mucha gente y no pudimos encontrar mesas de verdad. Pero a veces bajo un pino y sobre una manta, se puede disfrutar tanto o más que un restaurante de lujo. El Sol, el aire que ayer nos dio en la cara, la felicidad de los niños, corriendo y montando en bici valen mucho más que dinero. Y ese Ron con Coca-cola hablando con los amigos de los chascarrillos del foro, de tiempos y maratones fueron mi mejor marca personal de ayer.

-Peso igual que antes de hacer la media, pero me puse hasta las trancas de cerveza, vino, tortillas y filetes con pimientos. Normal.

-La ampolla del pié ya está curada, y las uñas, casi también. Ya apenas molestan.

-Gracias especiales a mi Gran L. Tiene mérito, mucho mérito.

-Lo del rodeo por la M-50 posssss yo que sé, el Tiki se durmió y sí, tardamos una miaja más en llegar a casa, pero como no teníamos prisa. Como diría un amigo…. Prisas, ni aún trillando…

-A ver si luego puedo y pongo las fotillos, que esto sin fotos dice menos


- Depende, todo depende... de según como se mire todo depende...


Ilusionados saludos.

Resto de fotos

8 comentarios:

Jordan dijo...

Amen,que bien lo cuentas,es como si hubiera estado con vosotros....

Si te sirve de consuelo,nada mas levantarme el domingo pesaba 82,1 kgs,esta mañana 83....no coments...

Y recuerda lo que hablamos ayer,me debes un rodajito por la playa y yo a ti una paellita,los brugales de despues ya lo decidiremos.

Un abrazo

Carlos dijo...

Pedro, tranquilo, que los Brugales ya los pago yo...

Y sí, ya lo he comentado alguna vez en el foro: yo también peso más al día siguiente de una carrera. Supongo que tendrá que ver con toda la porquería que se te acumula en el cuerpo y que hace que se retengan líquidos.

El ratito, (corto, demasiado corto), que pasé con vosotros fue de largo lo mejor del día. En serio, compartir cuatro bobás, desahogarse con gente que te entiende..., no tiene precio. Fue como un bálsamo para la herida que llevaba.

Un abrazo. ;-)

PD. Depués de perder a los Angeles en San Sebastián me compré un navegador. De lujo, oiga...

Mildolores dijo...

Buena crónica, mejor dia y por lo tanto no tan mal recuerdo. Así que no te fustigues, que para nosotros el atletismo es esto: Uso y disfrute.
La que está que se sale es Angie. ¿A que sí?

Lander dijo...

Jordan, CArlos, un placer amigachos. yo también tengo ganillas de pasar unos días en la playa con vosotros.

Mildo. Gasias. Y sí, Angie está en su linea. Muy fuerte, creo que hizo 1h48..

Montse, He revisado lo que me dices de los comentarios, y no veo nada raro. Y sí, La que me acompaña en la foto es Lola, mi mujer. Un beso.

sam dijo...

Pues a mi me ha parecido la crónica de un día perfecto... ¡Animo campeón!

Sylvie dijo...

Tú lo has dicho...siempre depende todo del punto de vista con que miremos las circunstancias...
Tú eres alegre y te gusta sentirte feliz...hagas lo que hagas...así que, qué más da un tiempo que otro?...el caso es que no paraste un segundo y que disfrutó toda la familia!!

besitos y felicidades por la media.

German Alonso dijo...

Me quedo con esa "peazo" de manta con tortilla, empanada y ¡chocolate!. Lo demás no tiene importancia. Como decía chiquito: Una mala tarde la tiene cualquiera.

Saludos.

Guille dijo...

Lander, no ha todos se nos da bien esto del correr. Por aquí hay algunos que entrenando regular sacan mucho partido. Nosotros quizá necesitamos correr más. Si quieres mejorar quizá debas dedicarle más tiempo, y sino, pues tranquilidad.
Además creo recordar que llevabas algunos días con sensaciones regulares.
Espero nos veamos en breve en una de esas salidas familiares, creo que el 19 de abril.