lunes, 5 de octubre de 2009

Carrera de Tetuan

Empieza la temporada. Un Diez mil en Tetuán.

Tenía ganitas de volver a estar en la línea de salida de una carrera popular. Me gusta ese colorido, ese ambientillo antes de empezar a correr. Cruzar las calles vacías de la ciudad y de repente te encuentras con mucha gente vestida de colores dando saltitos, o haciendo movimientos raros con el cuerpo dispuestos a corretear por donde habitualmente solo habitan coches. Tiene su gracia.

Como decía en la entrada anterior, había pasado mucho tiempo desde que no corría una carrera y echaba de menos esa contradicción sufrir/disfrutar que a veces solo entendemos los corredores, el sentir como caen las gotitas de sudor, poner la patata a tope, dar un empujón final y ver que puedes, echaba de menos sentirme partícipe, ser de los que están dentro, no de los que miran. Estos últimos, aunque con sorna por lo lentos que vamos algunos, también se deja ver cierto aire de admiración, que me gusta percibir. Echaba de menos todas esas tontás por las que nos vestimos de corto y nos ponemos un dorsal.

Todas esas sensaciones y alguna más, pude disfrutar/sufrir ayer en esta carrera por el barrio de Tetuan, un diez mil con mucho picante, constantemente subiendo y bajando, que termine en 59 minutos y un pulso medio de 164 pm. Esta claro que si quiero hacer el maratón en Febrero tengo todo por delante. Pero si lo comparo con las últimas salidas, la experiencia fue de lo más positiva. Me volví a sentir protagonista, ha estar dentro del ajo. Mola correr.

Mi maltrecho pié parece recuperado, no me dolió nada durante la prueba, pero luego en frío, ya por la tarde en el coche de vuelta a casa me ronroneo una miaja.

Además mi querida cuñadita, que vive por el barrio y hace el mejor cocido madrileño del mundo mundial, nos agasajo con su especialidad haciendo del día de carreras un gran día. Soy un suertudo.









6 comentarios:

Cornelivs dijo...

Estupendo, me alegro amigo Lander.

Ahora se valorar aun mas la importancia del deporte.

Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Si el premio es ese cocido me apunto a correr hasta yo... jaja, ¡me encanta!
Es con mucho mi plato de comida preferido.
Un besote

Grimo runner dijo...

Cuidado Lander ha vuelto a las carreras, si señor, me alegro un montón, se ve que ese camino de Santiago te ha hecho bien. Un abrazo.

Mildolores dijo...

¡Susto! Por un momento pense que Isimbaeva había corrido en Tetuan... ¡Y yo sin haberme enterado! No me lo hubiese perdonado jamás.

Maese dijo...

Hola Lander,
Yo tambien estuve por alli, que buen ambiente, verdad?
Digo lo mismo que tu ... como mola correr! como molan las carreras populares! ... tambien fue mi pimer diezmil de la temporada ... solo me faltó el cocido ... ja ja ja
un saludo

Trapatroles dijo...

Una vuelta a las carreras es una buena noticia, y encima con buen cocido madrileño. Saludos.