martes, 9 de diciembre de 2008

Tras de los cristales

¡¡¡ como llueve ¡¡¡¡

Me gusta la lluvia, me gustan los tonos grises, el otoño, el campito verde fuerte...

Que llueva que llueva, la virgen de la cueva, los pajaritos cantan las nubes se levantan ....que sí, que no, que caiga un chaparron con azucar y turron....

6 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

A mí también, y las gotas en los cristales, y en los charcos, y en la cara... y los árboles desnudandose, impúdicos ellos, y los suelos salpicados de hojas secas...
no sigo que hago un post
Besos

Cornelivs dijo...

Recuerdo, amigo Lander, las noches en las que llovia intensamente. Mi difunto padre y yo disfrutabamos viendo llover, a veces de madrugada y en pleno invierno. Nos quedabamos embobados viendo llover. Recuerdo todo ello con mucho cariño.

Un abrazo, amigo!

Sylvie dijo...

¿con azúcar y turrón???????

yo no la acabo así...

"que rompa los cristales de la estación...chim...pom"

Carlos dijo...

Ese toquecito melancólico a la espera de las navidades... ¡Venga que el otoño se acaba y es el momento de darle a la zambomba y la pandereta y de ponerse ciego de turrón y champán!

yoku dijo...

Con azúcar y turrón, claro que sí, Sylvie, no me digas que siendo valenciana no metes el turrón ahí, a capón.

Lander, sal a correr, macho, que hace varios días que ya no llueve :-)

Guille dijo...

Me encanta la lluvia, y correr con una lluvia suave en otoño, cuando hace un poco de sol es precioso.

Mirar un aguacero desde la ventana de casa o en el campo es una maravilla.

Sentir el agua sobre la cara ...