martes, 25 de agosto de 2009

Mi camino


Mi camino

Cada uno que elija su camino y deje elegir a los demás.¿ Porque algunos creen que lo suyo es lo mejor?....que no señor, que no, déjeme a mí a mi bola. ….

¿ Y esto a que viene?, pensaran mis incondicionales lectores, escasos últimamente de mi añorada filosofía de bar…..

Voy hacer mi camino. Llevaba tiempo con ganas de disfrutar durante unos días de caminar a mi bola. Aquí paro, aquí ando, disfrutar de unos días de soledad, de libertad de salir de las vacaciones tradicionales. Por unas circunstancias u otras nunca llego el momento, y ahora Si.

¿Y para donde tiro?, esa fue la primera pregunta, el mapa está lleno de rutas y caminos preciosos, pero mi sentido de la orientación es nulo, con lo cual tengo que ir algún sitio donde no me pierda. Todos conocemos el Camino de Santiago, quizá sea buen sitio para una primera toma de contacto. Siempre me llamó la atención ese punto de austeridad del que se caracteriza, la solidaridad que se presume entre los peregrinos o caminantes el puntito de aventura y la zona, el norte de este país tiene un atractivo especial por su belleza, gastronomia y climatología.

Poco a poco voy viendo rutas del camino e informándome. Ahora con Internet no se necesita mucho, a golpe de click puedes conocer todas las rutas y peculiaridades del camino, albergues, etc y además foros, donde puedes intercambiar opiniones con gente que ha pasado por donde tu lo vas hacer. Y ahí vuelvo al inicio de mi post. Entré en un foro para comentar mi camino y pedir alguna sugerencia y la mayoría de respuestas han sido positivas y de agradecer, pero he notado un aroma crítico hacia mí camino que no me gusta. Frases, como “ hasta que no se hace el camino Frances, no se sabe bien lo que esto significa” –“Si no sales desde tu casa, nunca sabrás lo que es el camino” –“ El camino esta lleno de senderistas y excursionistas modernos”..

He notado un cierto aire de superioridad entre algunos que se creen más por ser creyentes y peregrinos auténticos, y desprecian o hacen de menos el resto de opciones.

En mi caso dispongo de 6 días, dos para el viaje y cuatro para caminar. Al final me decidí por una ruta que parece que es muy bonita. La llamada Costa de la Muerte. Desde Santiago de Compostela hasta Muxia. 120 kilómetros aproximadamente divididos en cuatro etapas. Santiago Negreira- Negreira / Olveiroa- Olveiroa/ Finisterre y Finesterre/Muxia. Eso es sobre el papel, pero luego las circunstancias del día a día serán las que determinen la realidad. Pensaba ir y volver hasta Santiago en Tren, pero las circunstancias se imponen, me cuesta más caro ir en tren que Avión. Así dispondré de un tiempecillo extra en Santiago para ver al Santo y platicar u observar a peregrinos, senderistas o excursionistas modernos.

Al contar mi programa en un foro dedicado al camino, algún “peregrino de los buenos” me reprocha, que si no he pensado que puedo dejar sin sitio, en los albergues a alguien que venga desde más lejos, también algunos reprochan que gente que hace menos kilómetros que otros tienen el mismo derecho al llegar a un albergue

No todo el mundo dispone de un mes para hacer el camino entero, no todo el mundo tiene las facultades físicas para hacer veinte o treinta kilómetros al día.¿ No podemos por ello disfrutar del monte, de caminar unos días, de compartir experiencias …?¿ Donde ponemos los límites en León en Burgos, en los Pirineos..? ¿Cuántos kilómetros como mínimo?...

Respeto y admiro a todo aquel que lo hace por fé y disfruta de ese punto espiritual, respeto y admiro al que busca encontrarse consigo mismo, al que lo hace por deporte, o por cualquier otro motivo. El camino se lleva haciendo miles de años y cada uno tendrá su motivación, su experiencia y su ilusión, y todas, todas igual de validas. Ya sea el camino frances, el de la plata, el del mesto o el que va de Santiago a Muxía que es el camino paquetil que yo he elegido. Intentaré ser solidario, intentare ser respetuoso con el medio intentaré dormir en los albergues, pero si están llenos o algún otro tiene más necesidad, tendrá mi catre y me voy a una pensión, aunque los albergues los mantienen los propios peregrinos y los Ayuntamientos o comunidad autónoma con los dineritos de todos.

Me gusta que me den consejos y sugerencias, desde la experiencia y con humildad, pero me molesta que intenten darme lecciones de lo que es lo bueno y lo malo para mí, en este caso para Mi Camino.

No me gustaría dejar el post con un tono amargo, no. Estoy muy contento con la aventurilla. No busco con esto nada especial, solo pasar unos días a mi aire, ir con la orejas tiesas, y empaparme de lo que pase a mi alrededor, ¡Ah si¡ tomar un buen pote gallego y ver la inmensidad del mar desde Finisterre, si puede ser un atardecer mejor. Ya tengo la mochila preparada con todos los achiperris necesarios, repleta de ilusión. Estoy disfrutando mucho del pre viaje. Aunque son cuatro días que pueden parecer pocos, me salen unos treinta kilómetros al día, y me da cierto respeto. He salido un par de días por mi pueblo hacer 20 y terminas cansado, el Sábado por la noche después de hacer la ruta por la mañana me ví un pié hinchado, sin haber tenido dolor andando. Quiero decir que abordo la aventura con mucho respeto, una torcedura un pinchazo o cualquier contratiempo pueden dejarte sin hacer lo previsto. Pero confiemos en que todo salga como está preparado.

Intentaré hacer alguna fotillo y compartirla con mis incondicionales blogueros

Caminante no hay camino, se hace camino al andar..

Ilusionados saludos




10 comentarios:

German Alonso dijo...

Olé, olé y olé. Tienes toda la razón. Yo hice el camino hace años, "mi camino", da igual de dónde empezara, si era cerca o lejos. Es vomitivo ver como hasta una experiencia espiritual se llena de reglas y de gente que se cree en el derecho de decidir si eres digno o no de caminar por ciertos sitios o de dormir en este o aquel albergue o si eres o no católico. Tú sal de dónde quieras y llega donde puedas sin más pretensión que caminar. Eso es lo bonito. Yo el camino del norte no lo conozco pero debe de ser espectacular. Disfrútalo. Abrazos.

Amig@mi@ dijo...

Disfrutarás, y por supuesto tienes todo el derecho del mundo a hacerlo como y desde donde quieras.
Mi hermano lo hizo un rato andando, un rato en coche, puesto que llevaban el carrito de la niña con ellos, y había tramos que no eran lo idoneo...
Por si te sirve de algo, hoy hablé con alguien que me estuvo contando que quiere hacerlo el año que viene... jaja
¡Qué casualidad...!

Cornelivs dijo...

Muy buen post. Muy bueno.

Rescato esta frase tuya: "He notado un cierto aire de superioridad entre algunos que se creen más por ser creyentes y peregrinos auténticos, y desprecian o hacen de menos el resto de opciones."

Un fuerte abrazo.

Grimo runner dijo...

¿Cuando te vienes a las galicias?, a ver si podemos coincidir y nos tomamos ese cocido gallego. Un abrazo.

Mildolores dijo...

Hola Lander.
Lo de los escasos lectores se soluciona con el final de las vacaciones, estoy seguro. Lo del tono crítico de algunos... Pues eso, que hay quien se cree en la posesión del verdadero espiritu de lo que los pobres mortales decidimos hacer. Pasa en el Camino de Santiago, pasa en atletismo popular, en triatlon... Son los que llamo gurús. Gente de la que no puedes esperar nada más que reproches y miradas por encima del hombro.
Es tu Camino, lo planeas como quieres y lo realizas como te viene en gana. Mi apoyo y mi admiración lo tienes desde ya y espero la lectura de esta aventura.
Lo que no aporta nada constructivo, simplemente se desecha sin calentarse demasiado la cabeza.
Ánimo y suerte.

yoku dijo...

Disfruta mucho de tu camino, sea cual sea. Sé que lo harás.

A los "listos"... no te digo lo que les haría yo que soy un psicópata horrible. Tú haz lo que tengas que hacer, que será más acertado.

Disfruta, Lander

Carlos dijo...

A pasar de todo y a disfrutar. Y no seas tragón y guarda un poco de ese pote pa los amigos anda...

Un abrazo. ;-)

PD. Te seguiré amigacho, conecta el móvil.

magopepo dijo...

Hola Lander, muy buenas.

Me temo que llego tarde con el comentario, que cuando lo leas ya habrás disfrutado de tu Camino. Es lo que tienen las desconexiones veraniegas. Enhorabuena, en cualquier caso.

Mar y yo estamos haciendo, muy poco a poco, a ratitos, el Camino de Levante, desde la puerta de casa, en Valencia, hasta Santiago. A principios de agsoto hicimos el tramo La Gineta-Las Pedroñeras.

Dos consejillos, si me los admites: a) una vez hayas terminado de preparar la mochila, reduce su peso y contenido a la mitqad. b) recuerda, "somos peregrinos, no penitentes". O sea, no hemos hecho nada mal, no estamnos pagando por no sé qué culpas, no venimos a sufrir, estamos en el Camino para saborear cada instante, cada encuentro, cada caña, cada sitio, cada vivencia.

Ilusionados saludos.

Ŧirє dijo...

este mes de agosto no ha habido gimnasio...asi que hemos salido casi cada diaa caminar, correr, etc...
(correr no me gusta...me sube mucho el ritmo cardiaco, pero caminar rapido... lo que me echen)
tengo actualmente como 9 ampollitas en los pies...unas casi curadas y otras en todo su "apogeo"...
y he mudado dos uñas...
asi que em he acordado mucho de ti...
mis pies estan echos una mierda...y he sufrido agujetas en muscilos de las piernas distintos alos habituales de mi gim...ademas he repsirado aire puro..porque los cominos verdes por donde vamos son preciosos....

sé que leer esto te va a gustar....
pero mañana vuelvo al gim (tengo ganas)...

ojala vuelvas contando maracillas de tu aventura...y ojala nos enseñes algunas imagenes..
un abrazo desde el sur

Sylvie dijo...

Ante todo libertad, oye...que si a ti te apetece así y además no cuentas con más tiempo...que venga el cristo de los palomos y diga misa!!!...a ti, plin...

Espero que hayas disfrutado mucho...o estés en ello ahora...(que no lo sé).
Por cierto...el camino que has elegido es realmente precioso...un amanecer na Costa da Morte...es como ver el paraíso...

Besitos y buen camino.