martes, 20 de enero de 2009

Un día más.... o no.

...No fue un día más. Este 20 de Enero lleno de ilusión y de esperanza. Pude llevar al Tiki al colegio, ya que al ser fiesta local en San Sebastián, no trabajaba. La mañana fría, con nubes que dejaban caer copos intermitentes de nieve. Se queda contento, feliz, sin darle importancia, un día más, mientras su mamita y yo desayunábamos placidamente un par de cafés con tostadas, empezaba un día histórico, lleno de buenos propósitos, de alegría.
Al otro lado , amanece. Frío, mucho frío millones de almas con un gesto en la cara de ilusión se van concentrando y emocionando…

El día avanza, una comida liviana, sopita de arroz, ensalada y fruta. He quedado para trotar con unos amigos en la casa de campo y hay que ir ligero…

La prensa dice que hoy tomara posesión el nuevo presidente de los Estados Unidos, todo el mundo hace su vida, pero con el rabillo del ojo estamos pendientes, algo nos dice que no será un día más. Aún sin creer en los milagros, algunos creemos en los seres humanos, y en un mundo mejor…

Recogemos a Rodrigo del cole, sale feliz, ajeno a la algarabía que se está montando al otro lado del Atlántico y al momento histórico que hoy vivimos. Me cambio de ropa y me voy a la casa de campo donde he quedado con Paco, Jesús y Fran, para hacer un rodaje campero, disfrutando de un precioso día de invierno, la casa de campo está muy tranquila, sin apenas corredores, hablamos de nuestras cosillas del correr y disfrutamos de sus colores fuertes, de las preciosas vistas, las nubes nos amenazas y dejan caer cuatro copos helados. Un placer compartir un rato con los amigos, café con picatostes para celebrar el rodaje y el día histórico. Cada mochuelo a su olivo.

Al otro lado y gracias a la radio, oigo y me imagino la Avda de Pensilvania, llena de caras alegres, emocionadas, casi congeladas por el frío día de Enero y los corazones templados por la emoción.

Llego a casa, un día más, o no. Rodrigo hace los deberes con Pablo, ajeno a este día histórico, juegan, leen, pelean, ríen, discuten con mama, toman la merienda. Son felices.

Cuando pongo la televisión y mientras me tomo el tercer café de la tarde, este con galletas maría, el presidente electo baja por la escalinata del capitolio y está a punto de hacer el juramento y leer su primer discurso presidencial. Me emociono. Escucho a un hombre sereno, generoso, que transmite ilusión. Los rostros fríos de los allí presentes dejan ver unos ojos abiertos a la esperanza. Me gusta.

Mientras el presidente saliente se va en su helicóptero, preparamos una tortilla de patatas para la cena, hay que celebrarlo, que este se marche, y el que llega tenga suerte. Abro una botella de vino francés, hoy estamos internacionales. Allí sigue el día lleno de celebraciones, brindis y esperanzas, aquí también, pero el nuestro se acaba y antes de ir a la cama, quería dejar aquí mi pequeña semilla a la esperanza..

Mañana será otro día, otro más. Pero hoy no. Hoy ha sido un día lleno de ilusión y esperanza.

Suerte colegui.

8 comentarios:

Zerolito dijo...

Tuve la suerte de compartir contigo una pizca del día de ayer. Como dices, hay motivo para la esperanza. No seamos ilusos y pensemos que esto va a cambiar radicalmente, pero lo que es cierto es que se abre una nueva etapa en la que ciertos errores del pasado no parece que se vayan a repetir.

Y eso ya es mucho ;) . Un abrazo esperanzado :)

Cornelivs dijo...

YO TENGO ESPERANZA EN OBAMA. UNA PRUDENTE ESPERANZA, PERO ESPERANZA AL FIN Y AL CABO.

UN ABRAZO...!

Malagueta dijo...

Qué ricos estaban los picatostes, ein ;-) ??

Quisiera creer que es cierto que todo cambiará, pero soy un ser bastante empírico y desconfiado hacia todo lo que porta la palabra "política".

Ojala tengas razón, amigo.

Un abrazo

Grimo runner dijo...

Si ayer ha sido un dia histórico solo lo dirá el tiempo, pero lo que no le puede quitar nadie es que ha sido un día diferente, un día para la esperanza, un abrazo.

yoku dijo...

Nada cambiará. Los que manejan el asunto no son ni Obama, ni siquiera los que han aupado a Obama. Y son muy malos. Malos, malos.

Al menos es más simpático que Bush, algo más culto y menos cenutrio.

Por cierto, por mucho que me pese, todo el paseo que hay desde el monumento a Lincoln hasta el Capitolio es una pasada. Tuve ocasión de recorrerlo todo (y luego hasta la Casa Blanca) e impresiona. Lleno de gente tiene que ser tremendo.

Lander dijo...

Zero, una nueva etapa y ciertos errores del pasado parece que no volveran, quizá no sea poco no cres?...tu lo dices...un abrazo.

cornelivs, prudente esperanza, ok pero esperanza al fin..saludos.

Malagueta, todo es politica amigo, por suerte o desgracia no hay otro sistema menos malo de organizar esto. Desconfiar de la política es desconfiar del ser humano y por muchos desastres que se hacen, siempre hay más que hacen el bien.
Los pitatostes..ummmm lo mejor del día sin duda. Un placer compartirlos.

Grimo, yo creo que ya lo es. No hace muchos años pareceía imposible lo que sucedió. Un abrazo y a ver si nos vemos el Domingo

Yoku, las cosas cambian. No tan rápido como queremos pero cambian. Solo tienes que echar un vistazo a la historia. ¿no hemos cambiado?, y no siempre a peor. Claro que no podrá hacer todo lo que le gustaría, soy consciente que no depende de el, ni de los que le han puesto ahí, pero creo que las cosas en general, mejorarán.
Un abrazo

Gasias a todos por pasar por aquí.

betren dijo...

Yo si estoy ilusionado. Anteayer se cumplió el sueño de un gran hombre. Es un primer paso. Saludos

Carlos dijo...

Quisiera no ser tan pesimista como Yoku, quisiera compartir todas vuestras ilusiones. Hago un esfuerzo por ello, por pensar que algo cambiará en EEUU, (qué obsesión con autodenominarse América, como si no existiera el resto de paises de ese continente). Pero EN EL MEJOR DE LOS CASOS, Obama sólo conseguirá un pequeño cambio de mentalidad que, eso sí, al ser en ese país, tendrá repercusión mundial.

Al menos su discurso es distinto, parece que nos olvidaremos de la chulería macarra del cowboy tejano.

Esperanzados saludos. ;-)