jueves, 23 de septiembre de 2010

Otoño, comienzo de curso

Hoy empieza el otoño, me gusta ésta estación. Vuelve esa rutina que, después del locuelo verano ya echaba de menos. Olor a tiza, zapatos nuevos la rebequita. Esos cielos grises, baja la temperatura y trotar se convierte en un auténtico placer. Lluvia tierra mojada, humedad. Es el momento de envolver en tonos ocres los objetivos e ilusiones de la nueva temporada.

Es necesario un objetivo, sin el, me cuesta mucho poner en marcha la maquinaria. Para ésta temporada, será el maratón de Sevilla. Aún queda mucho será el día 13 de Febrero del próximo año pero éste es el objetivo principal a largo plazo, sin olvidarnos del camino. Estos meses de camino serán lo más importante para llegar en las mejores condiciones al mes de Febrero.

En principio el objetivo es terminarlo. Intentaré no obsesionarme con los tiempos. La mala experiencia con el crono en Valencia el año pasado me recuerda que por ahí no van los tiros. Mi amigo Paco (Malagueta), se ha ofrecido como siempre para prepararme un plan de entrenamiento, pero ésta vez no quiero plan establecido. Se lo agradezco mucho, pero quiero quitar presión. Tener un entrenador por muy amigo que sea, implica cierto compromiso y me gustaría quitar importancia al evento. Aún sabiendo que hay que prepararlo y hacer kilómetros, ésta vez lo intentaré hacer de forma diferente, más a mi aire, copiando de aquí y de allá, si tengo que hacer alguna consulta, la haré y dependiendo de cómo se desarrollen los entrenamientos y las carreras en las que participe así saldré el día del maratón. Intentaré luchar contra el enanito malo,¿o quizá sea el bueno?...vete tu a saber…ése que me pincha para que baje de las cuatro horas..lucharé, pero de la misma forma que por hacer un número de kilómetros suficientes, esa lucha tibia que hay que ofrecer a las cosas menores como ésta. Intentaré ir un día al gimnasio para fortalecer una miaja, y ya sueño con los rodajes domingueros en la casa de campo o el retiro. Intentaré hacer tres rodajes: uno largo un regenerativo y uno medio, un día de pista y otro de gim. A cinco meses aproximadamente del evento, ésta es la idea. Iré apuntando por aquí las salidas, kilómetros o carreras a modo de resumen que luego siempre me gusta tener archivado y también me servirá como fuente de motivación.

Comienza el curso, intentaré hacer las tareas día a día, los malos estudiantes es lo que tenemos, si queremos aprobar será a fuerza de constancia prudencia y ese punto de ilusión tan renovado como éste otoño que hoy empieza....


5 comentarios:

Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cornelivs dijo...

Te entiendo perfectamente, querido Lander. A mi me pasa lo mismo: otoño, fresquito, lluvia y olor a humedad hacen buenas migas con el correr...!

A mi, al menos, me encanta correr bajo la lluvia.

Por cierto, estoy muy contento, Lander, he conseguido bajar de los 55 minutos; esta mañana he corrido los 10 km en...¡54 min y 35 Segundos...!

Y el sabado pasado me hice 17 km. en 1 hora y 32 minutos...!

Estoy lanzado.

No, si a este ritmo...me voy a correr contigo a Sevilla...!

;)

Un abrazo.

(no se que ha pasado con los otros dos comentarios anteriores, me ha salido duplicado esto, que raro...por eso los he borrado)

Amig@mi@ dijo...

Veo que no soy la única loca que prefiere el otoño, e incluso el invierno al pesado verano...
Me alegro amigos de coincidir con vosotros.
Pero lo de correr... Como que no.
Besos

Mildolores dijo...

Hola Lander.
Ya que quieres hacer un entrenamiento anarquico, sin mucho compromiso y a tu aire te lo voy a poner fácil:

No bajes de 60-70 kms a la semana.
Ya está.
Y si haces series, que no sean inferiores a las de 1000mts.

Mas no se puede.
Te sigo.